Mapa D.O.

Características de las zonas de producción

Debido a los diferentes tipos de suelos, pluviometría y clima, la D.O. Bullas se divide en tres subzonas geográficas:

  • La primera subzona, la Occidental y Noroccidental, incluye el 52% de los viñedos de la denominación y es la zona por excelencia de la D.O. Bullas. Se sitúa entre altitudes que oscilan entre los 500 y los 810 metros sobre el nivel del mar a los pies de la sierras. Incluye municipios de Bullas y Cehegín, parte de los términos municipales de Caravaca, Moratalla y pedanías altas de Lorca. Los vinos de esta subzona son considerados como los mejores de la denominación. La producción media es de 45 Hl. por hectárea.
  • Los viñedos de la segunda subzona, la Central, suponen el 40% de la denominación y se sitúan en altitudes de entre 500 y 600 metros. Se dividen entre tres municipios (Mula, Bullas y Cehegín). La producción varía entre los 13 y los 25 Hl. por hectárea.
  • En la tercera subzona, Norte-Noroeste , los viñedos se encuentran entre 400 y 500 metros de altitud y representan sólo el 8% del área de cultivo de la denominación. Comprenden los términos de Calasparra, Ricote, Bullas y Mula. La producción media es de 5-13 Hl. por hectárea.

Suelo y clima

Situándose entre el Mediterráneo y las sierras del interior de Andalucía, el área de la denominación posee veranos muy calurosos, a pesar de que el clima es generalmente más frío que otras denominaciones murcianas, con repentinos vientos helados procedentes de la sierra.

Los fuertes vientos y las heladas se producen esporádicamente entre los meses de octubre y abril. La temperatura media es de 15,6 ºC.

Periódicamente se producen lluvias torrenciales y tormentas, principalmente en septiembre y octubre.

El terreno es de tipografía accidentada con altitud ascendente de sur a norte. Esta tipografía no origina amplios valles, sino pequeños con microclimas propios. Los suelos sobre las laderas son marrones y son tan duros que necesitan ser abiertos mecánicamente antes de plantar las vides. Están constituidos por tierras pardo-calizas y de costra caliza, de bajo contenido en materia orgánica, buen drenaje y elevado nivel de caliza, así como de suelos aluviales, de características edafológicas muy variables.

Subir


Aviso legal | Accesibilidad